¡Me cansé!

Sí, ya me cansé de preguntarme todo el tiempo: ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Por qué? En fin, todas las interrogantes que sugieren que esta ciudad, de mí, no se quiere dejar querer. Pero, a ver, llevo doce años aquí y aquí sigo. Llegué con un propósito – esas cosas de la vida – y bueno, al final las cosas no se dieron como esperaba pero, en lugar de mandarme a cambiar, decidí quedarme y probar suerte. Serían un par de años y a ver cómo va… Un par de años, pensé.

¿Suena a queja? Para nada… Bueno, algo de eso tiene pero ante todo busco entenderme en esta ciudad y, especialmente, busco felicidad, no conformidad. Vengo de una cultura muy distinta, no obstante aquello, nunca he tenido problemas – he vivido en cuatro países – para adaptarme a un nuevo medio y cultura, al contrario, lo encuentro muy interesante. ¿Por qué busco entenderme? Porque hay algo que no cuadra. Explico un poco mejor: hablo la lengua, tengo trabajo y tengo salud. ¿Cuántos recién llegados no quisieran estar en esa posición? Sí, ya lo sé. Estoy más que consciente de ello pero no olvidemos que también fui ‘recién llegado’ en su momento y también las pasé ‘putas’.  ¿Qué tan putas, Sergio? Con trabajos de m i e r d a – uno tras otro; con preocupación de no saber si llegaré a fin de mes; sin compañía en flacos momentos de salud – que te pega fuerte, especialmente si tu familia completa está en otro continente; engañado y víctima de empresas fraudulentas; y, tal vez lo que más me ha dolido, haber perdido t o d o por lo que trabajé por un par de miserables que entran a robar en mi departamento. Dicho sea de paso, incluso habiendo reconocido el delito en el juicio, ‘libres con advertencia’, ¿y yo? Bien, gracias. Perdí todo. A recomenzar de cero ¡otra vez!

Pero no todo es negativo, claro que no. En esta ciudad agradezco la sensación de seguridad que sientes cuando estás en la calle – ¡vaya ironía!; la burocracia – apreciada solo por su madre – funciona; el sistema social y de salud, funcionan; la libertad de ser, literalmente, de ser lo que te dé la gana aquí es incomparable con muchas otras grandes y medianas ciudades; las áreas verdes y las facilidades para ciclistas; la variedad y confluencia cultural; y ¡cómo olvidar el bajo – bueno hoy por hoy mediano – coste de vida! Y muchas cosas más que se me escapan pero las sé yo y seguramente las sabes tú.

Recuerdo que, conversando con varias personas en mi misma posición, me decían “Pero tal vez lo tuyo sea un problema de perspectiva y predisposición.” Me pareció un buen argumento lógico. Me he pasado años quejándome, de vez en cuando, y concentrado más en lo negativo antes que apreciando lo positivo. “Hmmm… Puede ser cierto.” pensé. Fue entonces cuando decidí empezar este proyecto. ¡Es que quiero volver a abrir los ojos! Conocer gente y lugares nuevos. He caminado por muchas calles de Berlín pero por muchas otras aún no. ¡Quiero hacerlo! Pero ¿cuál es entonces el problema, Sergio? Que cuando salgo a la calle, mi GPS anatómico me lleva a los mismos rumbos de siempre. Por ende, el problema soy yo. ¡Pues sacúdete y ya! No es tan fácil. Veamos, cada uno viene con sus defectos de fábrica, ¿cierto? Pues uno de los míos es que el chip que se ocupa de la interacción social… no está. No vino. A ver, que se vendía por separado. Me tomó años darme cuenta de ello, sobretodo el reconocerlo y aceptarlo. Pero aquí estoy, buscando re-descubrir a Berlín y, especialmente, a sus protagonistas: a los viejos y a los nuevos.

Por ende, si de alguna manera capté tu interés, tienes preguntas y/o quisieras compartir algo de tu experiencia en la capital teutona, estaré más que gustoso de invitarte un café, té o, siendo más realista, una birra.

Mit freundlichen saludos,

Sergio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s